Yo tengo un pato…

Mi único blog libre de publicidad

La importancia de saber insultar

with 3 comments

Pocas cosas tan útiles para abrirse camino en esta vida atormentada, que tener un notable repertorio de insultos, y una poderosa voz con que properirlos.

Quienes ya conocen mis aportes absolutamente desinteresados (¡Ya se los voy a cobrar, Gorrones! 😦 ) a la sociedad en su conjunto, estarán esperando una serie de consejos sobre insultos y su correcta técnica, bueno debo decirles que están en lo cierto (¡Que esperaban desubicados, los números ganadores del Loto! 😛 )

1 “La voz”: Mire, si quiere insultar a lo grande y no parecer un simple aficionado, tiene que practicar para mejorar su caudal de voz, la practica hace al maestro, vaya a un lugar vacío y tranquilo, donde el grupo de gente más cercano este aproximadamente a 100 mts. o más, dirija su rostro hacia ellos y grite lo más fuerte y grave que pueda ¡Maricones!.

Ahora hay dos opciones: si el grupo de personas ni se enteró de su grito, siga practicando hasta lograrlo, pero si el grupo de personas, que de lejos parecian amables transeuntes, pero que resultaron ser un grupo de motoqueros salvajes armados con cadenas, comienzan a dirigirse con ligereza hacia Ud., ¡Bien, lo logró!, cuando le den el alta de la golpiza que recibirá, ¡Siga practicando! hasta estar seguro de dominar la técnica o recibir una tunda que lo deje reseco para toda la cosecha.

2 “La ocasión”: No es lo mismo proferir un estridente insulto, como por ejemplo, ¡Juez, acaso no vio usted esa patada descalificadora propinada por el defensor! en medio de la tribuna popular de Deportivo Midland, provocando la justa indignación de los doscientos inadaptados que lo rodean, que incorporarse elegantemente en medio de una disertación sobre “La Clausula Penal en el Código Civil de la Nación” a cargo de algún Ministro de la Honorable Suprema Corte de Justicia, y gritar a voz de cuello ¡Ave Negra, hijo de una dinastía de Putas encopetadas, te voy a incorporar el Código Civil por el garguero, Culo arrugado de Mono Sarnoso, Si, a vos y a Velez Sarfield también! intervención que sin duda arrancará calurosos aplausos de sus colegas y alguna que otra reprimenda sin importancia del Tribunal de Ética del Colegio Público de Abogados.

3 “El repertorio”: Bueno, este el punto más importante a tener en cuenta, y también el más difícil, mi consejo es que lleve siempre a mano un pequeño bloc de notas y apunte los insultos en la calle, pero usted me dirá, no todos los días estoy en ocasión de escuchar desagradables insultos, bueno, entonces aquí va mi secreto para el éxito: No sea pasivo, no espere que los insultos vayan a usted, en cambio, sea proactivo ❓ y cree por si mismo las situaciones donde recibir un buen insulto y de esta forma enriquecerá sus conocimientos. Ejemplos:

Detenga recurrentemente su auto sobre la senda peatonal, a la larga alguien le va a decir ¡Pero mirá vos que pelotudos, pintaron la senda peatonal justo abajo de tu auto, Marmota!

Llame por teléfono a un número al azar, a la hora de la cena, y simule vender algo de “Llame Ya”, a la larga van a pasar dos cosas, o hace dinero a raudales, o alguien le dice: Disculpe, me interesa su producto, me podría dar su número de teléfono para que yo lo llame justo cuando quire sentarse a comer fideos con pesto, ¡Regidor de los Culorotos, Diadema de los Cornudos!

Almuerce y cene alimentos que usted positivamente sabe que le va a alterar los naturales procesos digestivos (grandes dosis de frijoles, es una buena opción), al día siguiente cenando en el pequeño departamento de algún matrimonio conocido, que no le agrade mucho, objete una necesidad urgente y en medio de la comida dirijase al baño y descargue sus interiores sin reservarse nada para después, salga orondamente del baño (sin cerrar la puerta), cuente hasta tres y probablemente recibirá un clásico: ¡Animal de dios! ¿Qué te comiste, un container de momias en estado de avanzada putrefacción? ¡Trae un bidón de Kerosene y fósforos que voy a quemar el departamento!

Bueno, me voy antes de que me insulten, por supuesto son libres de agregar cualquier insulto que les parezca adecuado.

Saludos con este dedito, si, este.

Anuncios

Written by Didio

14-5-07 a 20:22

Publicado en Humor

3 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Emperador de mierda:

    Pinche cabrón, mamahuevos, pinga, chucha la mierda! Chinga tu madre!
    (Estuve haciendo un curso de perfeccionamiento en México)

    Andá a cagar!
    DrGEN

    DrGEN

    15-5-07 at 0:57

  2. Haciendo terapia Didio?
    Jaja!
    No puetearé en este momento, porque digamos que me falta la motivación.
    Si hubiera colocado una linda foto de Bush, el papa peneadicto o inclusive de mi ex marido, le aseguro que le marcarían el blog.
    Besos, y ya salí del ostracismo. (Por ahora)

    silvia macario

    16-5-07 at 11:29

  3. jajaja…muy buen blog, muy educativo y lindo, casi tierno. Lo voy a recomendar, sobre todo a los conservadores de mis tíos. Te agradezco el aporte. Gracias por hacernos cada día mejores. Te felicito.

    Adiós.

    Kurt

    17-1-09 at 19:32


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: